Solicitamos la renuncia de Jorge Rodrigo Tovar

Nuevo coordinador del Grupo de Articulación Interna para la Política de Víctimas del Conflicto Armado – GAPV

Bogotá 19 de mayo de 2020.- Como un desconocimiento a la victimización y dolor causado por los horrores del paramilitarismo en Colombia, calificó la Corporación Reiniciar el nombramiento del nuevo coordinador del Grupo de Articulación Interna para la Política de Víctimas del Conflicto Armado – GAPV, hijo del confeso paramilitar Rodrigo Tovar Pupo, alias “Jorge 40”, quien comandó el temible Bloque Norte de las Autodefensas, al cual se le atribuyen varios crímenes, entre estos 333 masacres

“No podermos permitir que la memoria de las víctimas sea socavada con un nombramiento de esta naturaleza. Al Bloque Norte se le atribuyen varios crímenes contra integrantes de la UP, por lo menos 150 homicidios, 66 desplazamientos forzados y 16 desapariciones, recordando que en el Caribe existe un subregistro por el temor de los familiares de las víctimas ante el accionar de estas estructuras paramilitares”, expresó la doctora Jahel Quiroga directora de la Corporación Reiniciar.

Resulta contraproducente que precisamente una de las entidades que dentro de su mandato debe atender y decidir sobre situaciones de derechos de víctimas, entre ellas las víctimas del paramilitarismo contra la UP, las someta a lo que es un trato indignante. No es una señal de buen recibo, para el reconocimiento de sus derechos conculcados, que herederos de quienes amasaron fortuna delinquiendo y sembrando dolor en el país, atiendan y tomen decisiones hoy al respecto.

El nombramiento por parte de la ministra del Interior, Alicia Arango, de una persona estrechamente ligada a la comandancia del paramilitarismo en Colombia en un cargo que coordina la implementación de la política de víctimas, así como la aceptación del cargo por parte de ésta, demuestra el desconocimiento de los lineamientos y las jurisprudencias nacionales e internacionales.

Las cuales mandatan que el acceso a los derechos de las víctimas debe ser reparador en sí mismo y debe garantizarse en condiciones de dignidad, previniendo revictimizaciones. Debe responder al principio de satisfacción que consiste, entre otras cosas, en el resarcimiento simbólico y psicosocial de las víctimas mediante el reconocimiento de su memoria, su participación y el respeto por sus puntos de vista.

Que miles de víctimas se pronuncien hoy en contra de este nombramiento debe bastar para que el Ministerio del Interior asuma de manera responsable sus tareas frente a los derechos de las víctimas y prevenga su revictimización.

Tanto el nombramiento de esta persona, como su aceptación del cargo, demuestran el desconocimiento de los daños ocasionados por el conflicto armado a la sociedad y a la democracia, particularmente debido a las alianzas criminales entre fuerzas paramilitares y agentes del estado que horadaron la confianza de la ciudadanía en las instituciones y vulneraron la legitimidad del Estado.

Ningún pretendido llamamiento a la “reconciliación” puede imponerse ni ponerse en marcha cuando las voces de las víctimas no son atendidas, ni mucho menos cuando graves crímenes de alianzas paramilitares con agentes del Estado se mantienen en el negacionismo y la impunidad.

Por esta razón, en nombre de los derechos de las víctimas que la Corporación Reinciar acompaña solicita se revoque o se desista de este nombramiento, en honor a los derechos a la verdad y la justicia, ante el evidente conflicto de intereses que puede significar para Jorge Rodrigo Tovar el ejercicio de este cargo.

Instamos a todas las organizaciones de víctimas y de derechos humanos a unirse a la manifestación pública de descontento con este nombramiento.